10 errores mas frecuentes chicos bailar kizomba

Los 10 errores más frecuentes de los chicos al bailar Kizomba

publicado en: Aprendiendo, Lo más leído | 0

¡Muy buenas kizomberos! Para seguir mejorando en nuestro baile, igual que tenemos el post con los 10 errores más frecuentes de las chicas bailando Kizomba, hemos querido hacer este otro con los 10 errores más frecuentes de los chicos al bailar Kizomba:

 

  1. Ser demasiado bruscos guiando

    La chica tiene que ser lo más importante para nosotros, y por ello tenemos que preocuparnos de ella y cuidarla. Eso implica que nuestra forma de marcar tiene que ser suave. Segura pero suave. Ello quiere decir que tenemos que usar la menor fuerza / energía posible para que la chica entienda lo que le queremos decir. Haz una prueba y cuando quieras marcar algo intenta hacerlo más suave, hasta que llegue un momento en que la chica dude, justo ese punto es donde deberías quedarte (no en el que la chica duda sino antes) ya que a veces nos pasamos de fuerza y a la chica la estamos molestando, haciendo daño o volviendo loca (¡o las tres cosas a la vez!).

 

  1. Marcar demasiado exagerado

    Como dicen Lety y Dani, menos es más. Podemos ser suaves pero pecar de marcar de forma muy exagerada: con pasos muy grandes, ginga demasiado marcada, movimiento corporal extremo. La Kizomba no es para mostrar nada, es para sentir y hacer sentir, no es para que nos vean desde fuera. Por supuesto que están los estilos y unos podemos tenerlos más marcados que otros, pero el tema aquí está en hacer sentir a nuestra pareja lo que queremos. Y si esto podemos hacerlo de forma suave y a la vez sin exagerar el movimiento, nuestra pareja lo sentirá mejor. Lo mejor para corregir este punto sería grabarte un día y ver desde fuera cómo quedan esos movimientos. A veces tú los estás sintiendo muy bien, pero desde fuera no se ven tan bien.

 

  1. Patear

    Existen algunos futbolistas frustrados que quieren resarcirse de ello bailando Kizomba. Bromas aparte hay a veces que cuando queremos hacer algún movimiento de la pierna o del pie de la chica no controlamos nuestra energía y damos una patada a su pie, a veces incluso cuando este sigue con su peso en el suelo. Para esto existen dos puntos clave que deberíamos tener en cuenta: el primero es estar 100 % seguro de que la chica no tiene el peso en el pie que queremos mover, de lo contrario estaremos intentando mover un pie pegado al suelo. Y como podréis imaginar, es algo bastante difícil sin hacerle daño a la chica. Así que antes de hacer el paso tendremos que asegurarnos de que tiene todo el peso en la otra pierna. Si para ello tenemos que tardar un poquito más no hay problema, no pasa nada, hazlo en más tiempos y disfruta de ello. El segundo punto es usar el resto de nuestro cuerpo para mover su pierna: podemos usar nuestro muslo y pegarlo al suyo, de esta forma si empujamos más fuerte no le haremos tanto daño como si estuviéramos empujando su pie. Además de los muslos, podemos usar nuestro cuerpo y brazos para indicarle hacia dónde queremos que vaya. Recordad que al bailar Kizomba todo nuestro cuerpo debe indicar hacia donde queremos ir, a veces en alguna figura puede que esto no sea así, pero en general todo nuestro cuerpo debería decirle a la chica lo que queremos que haga o hacia dónde queremos que vaya. Ve probando, tómate tu tiempo y mira qué es lo que mejor resultado tiene (o sea, lo que mejor entiende tu pareja) y lo que más te gusta para encajarlo con tu estilo.

 

  1. Marcar con el brazo izquierdo

    Hoy en día, con el Urban y el estilo francés, cada vez hay más pasos que requieren alguna marca con el brazo izquierdo de los chicos. Pero, en general, prácticamente todos los movimientos que el chico marca deberían de hacerse con la mano derecha o el cuerpo del chico. A veces vemos en sociales gente que, cuando abre a la chica va moviéndola con su brazo izquierdo y desde fuera no queda muy estético. Intentad que todas vuestras marcas sean con el brazo derecho y veréis además cómo la chica va más suave. La próxima vez que salgas a bailar intenta hacer una canción solo marcando a la chica con el brazo derecho y mira qué sensaciones tienes tú. También podrías preguntarle a ella a ver qué tal lo siente.

 

  1. Amasar pan, lavar la ropa o reventar los riñones

    Existen muchas definiciones para hablar sobre las marcas de algunos chicos a la hora de bailar tarraxinha. Está bien guíar un poco con los brazos o manos pero es (o debería ser) más una ayuda que hacemos a la chica además de nuestra disociación corporal. Lo que es muy incómodo y hasta doloroso para la chica, es que estemos todo el tiempo marcándole con las manos y que lo hagamos de forma dura y apretando. Seguro que a todos nos viene una imagen en la cabeza de algún chico clavándole los nudillos (¡¡¡nooooo los nudillos noooo!!!) en los riñones de la chica “dale que te pego”. La chica no volverá a bailar contigo si haces eso, si vas a marcar con tus manos hazlo con la yema de los dedos o con los antebrazos y hazlo suave. Pero como decimos, esto no debería ser la marca principal, sino una ayuda suave al resto de tu cuerpo. Para que aprendáis a disociar vuestro cuerpo os dejamos un post que hicimos para trabajar esa disociación corporal.

 

  1. Preocuparse de mostrar en vez de sentir

    El típico chico que se pone a bailar con la chica y no ha hecho ningún paso básico y ya le está haciendo figuras, arrastres y demás acrobacias sin ni si quiera haber estado un rato en postura cerrada. ¡Por favor chicos! Cuando empecéis a bailar con alguien, estad un rato en el sitio conectando con ella, sintiendo cómo transfiere su peso, de qué forma lee tus indicaciones, etc. Una vez hecho eso, ponte si quieres a hacer figuras, pero aquí como en todos los bailes, ¡tenemos que adaptarnos a su nivel! No podemos hacer “por narices” la figura que me han enseñado esta semana si ella no tiene nivel para ello. Habrá que ir probando con cositas más sencillas hasta ver a dónde llega y adaptarnos a su nivel. Si no, la experiencia para los dos será muy negativa, ella porque se podrá sentir mal al no saber lo que le estás marcando, y tú porque no estará saliendo la figura. Gracias a Dios, en Kizomba podemos bailar un tiempo largo con nuestra pareja así que no tengáis prisa. Podéis pasaros la primera canción tanteando en el sitio, haciendo figuras muy sencillas y ya en las siguientes canciones ir haciendo más cosas.

 

  1. Abrazo o agarre de mano izquierda demasiado fuerte

    No hay cosa más incómoda para una chica que abrazarla de forma incómoda o dolorosa. Tenemos que procurar abrazar de forma suave pero segura, ni que no noten que les estamos abrazando, ni que no puedan ni respirar. A veces nos ponemos nerviosos y empezamos a apretar sin darnos cuenta y estamos haciendo daño a la chica. De vez en cuando, viene bien fijarnos en la presión que estamos ejerciendo con nuestros brazos y manos para ver si es demasiada. Esto también ocurre mucho con nuestra mano izquierda, la cual la vamos apretando más y más conforme va pasando el tiempo. También a veces pecamos de no tener el brazo izquierdo relajado y tenerlo muy delante o muy detrás, lo cual para la chica es realmente incómodo ya que no es una postura en la que pueda durar mucho bailando. A una distancia media entre los dos cuerpos está bien. Cuando estéis bailando, intentad en algún momento centrar la atención en vuestros brazos y manos y en la presión que estáis ejerciendo en ese momento. Mirad a ver si estáis apretando mucho para suavizar ese abrazo. Y si no sabéis, siempre podéis preguntar a la chica que seguro que lo agradece 🙂

 

  1. No asearse

    Ya hemos comentado este punto en otras ocasiones, creemos que es muy importante (tanto en el chico como en la chica). A veces estamos en congresos o en sociales que duran mucho y (especialmente si somos personas que sudamos mucho), al final eso se va a notar en el baile. La Kizomba es un baile de mucho contacto y la higiene es fundamental si no queremos que la chica tenga una mala experiencia. Ir al baño en este tipo de ocasiones a cambiarnos la camiseta, echarnos desodorante y colonia es algo que las chicas agradecerán. Si también nos llevamos cepillo de dientes o un par de chicles, evitaremos que huelan nuestro aliento de la cena o de la bebida que estemos tomando. Tanto el chico como la chica debería intentar hacer que la otra persona tenga una buena experiencia y el tema de la higiene es fundamental para conseguirlo.

 

  1. Bailar de forma insegura

    Si doy un paso lo doy. Piso firme y transfiero el peso con decisión (a no ser que quiera solo marcarle el paso sin transferir). Esto no quiere decir que sea brusco en mi transición del peso de una pierna a la otra. Tenemos que transmitir completa seguridad del movimiento que quiero que la chica realice. Para ello, el tener pensado un pelín antes de dar el paso lo que vas a hacer, suele facilitar esta tarea. Cuando tengas ya práctica se automatizará este pensar-mover tu cuerpo casi sin que te des cuenta (¡para eso hay que bailar mucho!). Si dudamos al dar pasos o si los damos pero no transferimos todo nuestro peso y nos quedamos a mitad… todo esto hará que la chica dude de si tiene que pisar o no. Ponte en el lugar de la chica e imagina qué sentiría ella si le hicieras los movimientos de esa forma. Pisa con decisión (pero siendo suave) y la chica te entenderá perfectamente y disftutará de tu baile.

 

  1. Corregir o enfadarse cuando no sale un paso

    La pista de baile es para eso, para bailar, no para corregir. Hay a veces que vemos gente que se para en medio de la pista y se pone a explicar a la pareja qué debería haber hecho y por qué no ha salido el paso (curiosamente siempre es ella la que tiene la culpa y la que tenía que haber hecho esto o lo otro, y a lo mejor no se lo estamos ni si quiera marcando). Pues bien, nosotros pensamos que si la chica quiere o te pide que se lo expliques está bien que le expliques el paso que debería hacer, pero creemos que para eso es siempre mejor salirse de la pista de baile y echarse a un lado. Lo que nunca deberíamos de hacer es ponernos a explicar qué tendría que haber hecho la chica sin que ella lo haya pedido. Primero porque igual eres tú el que no ha marcado bien el paso y esperabas que ella te entendiera por telepatía y supiera lo que tenía que hacer. Segundo, porque igual ella no quiere que se lo expliques y simplemente quiere disfrutar del baile. Si quieres enseñárselo primero sugeriríamos que humildemente preguntes si ha notado la marca para ver si es cosa tuya o de ella, y en segundo lugar deberías preguntarle a ella si quiere que se lo enseñes. Con educación, aprecio y cariño se pueden hablar las cosas. Pero evitemos enfadarnos porque algo no sale y menos aún echarle la culpa a ella.

 

Hasta aquí los 10 errores más frecuentes de los chicos al bailar Kizomba, esperamos que os sirvan para detectarlos, trabajar en ellos para evitarlos y seguir mejorando. Cuanto menos los hagamos, mejor bailarines de Kizomba seremos y mejores bailes daremos a las chicas, lo cual hará que quieran repetir con nosotros 😀

 

¡Un saludo kizomberos!

[Total:23    Promedio:3.9/5]

Dejar una opinión