13 cosas que mis amigos no podrían entender de mi vida kizombera

13 aspectos de mi vida kizombera que no podrían entender mis amigos

Aquí vuelvo mis kizomberos, para presentaros algunas cosas en las que he estado pensando… Y es que hay ciertos aspectos de nuestra vida kizombera (sobre todo los kizombadictos como yo), que solo podemos entender nosotros y que, muchas veces, no podemos explicar bien a nuestros amigos y familia. De hecho, si lo intentáramos, seguirían pensando que tenemos algún problema:

 

  • ¿Cómo explicamos el estar todo un fin de semana encerrados en un sitio únicamente escuchando y bailando Kizomba?
  • ¿Cómo explicamos el haber dormido en un fin de semana escasas horas, por una afición que empezó siendo de esa manera y se ha convertido en una adición?
  • ¿Cómo explicamos viajes al extranjero a pasar 3 días y volviendo el lunes a trabajar de empalmada?
  • ¿Cómo explicamos el coger el coche con otros 3 locos como tú y recorrernos media España para ir a bailar un día o unas horas?
  • ¿Cómo explicamos meternos en una habitación doble de hotel, 4, 5, 6 o más personas, haciendo contorsionismo para caber todos, como si fuéramos quinceañeros en un viaje de fin de curso?
  • ¿Cómo explicamos el no poder estar una semana sin salir a bailar (¡uy si fuera una semana!)?
  • ¿Cómo explicamos el que te organices las vacaciones en base a los congresos que hay?
  • ¿Cómo explicamos que hayamos empezado a aprender francés o portugués para entender mejor las canciones de Kizomba?
  • ¿Cómo explicamos el pasar abrazados tanto tiempo a gente que no conocemos de nada y “entregarnos” a ellos para fusionar nuestros cuerpos?
  • ¿Cómo explicamos que lleguen las vacaciones de verano y que nos queden la mitad de días porque ya nos los hemos gastado yendo a festivales o congresos?
  • ¿Cómo explicamos el sentir tantas cosas con alguien con el que no hemos cruzado una sola palabra?
  • ¿Cómo explicamos el habernos “enamorado” de gente con la que no hemos hablado nunca por haber “volado” con ella?
  • ¿Cómo explicamos que nuestra dolencia no puede esperar una rehabilitación porque nuestro mono de bailar nos supera?

 

¿Cómo explicamos que, un baile que empezó siendo una afición para despejarnos un día a la semana, se ha convertido en el centro de nuestras vidas, las cuales guiamos en base a él?

 

Y esto, amigos kizomberos, es la razón por la que no puedo explicar a mi gente, qué significa para mí la Kizomba y cuánto de importante se ha convertido en mi vida.

 

¡Saludos!

 

#kizombadicta

 

** Foto de Полина Костромитина (Polina Kostromitina) del Paris Kizomba Congress 2017

[Total:5    Promedio:4/5]

2 Responses

  1. Carmen

    Opino que como todas las adicciones, es una enfermedad y que para recuperar la vida normal, se necesita ayuda de un profesional.

    • El Blog de Kizomba

      Buenas Carmen!! En eso estamos!! Intentando curarnos!! Aunque lo primero es querer y eso es más complicado jajajaja Un saludo y gracias por escribir 😉

Dejar una opinión