se humilde kizomba

Sé humilde bailando Kizomba

No hay algo que nos guste más que la gente que es humilde en el mundo de la Kizomba (y en general), y es que hay a veces que a algunos parece que se les han olvidado ciertas cosas…

 

Hay a algunos que se les olvida que hace unos años estábamos empezando a bailar… que lo hacíamos mal… que pisábamos… que éramos incómodos para nuestra pareja… que no marcábamos ni nos dejábamos marcar y que había otros (que sabían más que nosotros) a los que no les importaba bailar con nosotros, corregirnos con educación y potenciarnos los puntos positivos para que siguiéramos aprendiendo y disfrutando de este baile.

 

Hay a algunos que se les olvida muy rápido que ellos eran los que estaban aprendiendo… y ahora cuando alguien que está iniciándose en este mundo les pide bailar, lo hacen pero o están más atentos a ver cuándo su pareja favorita deja de bailar para parar e irse rápido a por ella, o les cortan al poco rato o están con cara larga, etc.

 

Hay a otros que se les olvidó que cuando aprendían, les gustaba que les corrigieran de forma amable y constructiva, y no era plato de buen gusto pararse en medio de la pista para que les gritaran que no estaban haciéndolo bien.

 

Nos enfada y entristece cuando vemos a gente negándose a bailar con otros porque saben que están aprendiendo (otro tema es que hagan daño o quieran otra cosa que no sea bailar).

 

Nos flipa cuando vamos a congresos y vemos a otros profesores participar de las clases que dan compañeros suyos. Alguien que sabe mucho de triunfar dijo hace unos años que si creías que lo sabías todo es que no sabías nada de la vida. Y nosotros pensamos un poco igual, creemos que siempre se puede aprender algo de alguien, que siempre nos pueden corregir algo que llevamos quizás pensando durante años que realizábamos perfectamente.

 

Nos encanta ver a súper profes bailando con gente que no sabe tanto, a gente que da su punto de vista para que el otro mejore una parte de su baile. Que lo hace con dulzura, cariño y educación.

 

Nos gusta cuando el otro acepta nuestras palabras de mejora con palabras de agradecimiento. Parece que hay gente que está aprendiendo y a la que le molesta que le digas de buenas formas una corrección que le va a ayudar en su forma de bailar.

 

Nos emociona ver cuando hay taxis que van a sacar precisamente a esos que están aprendiendo y se centran en que consigan disfrutar del baile y pasen un buen rato. En cambio cuando los taxis solo bailan con la gente muy avanzada y nada o casi nada con los iniciados nos da mucha pena.

 

Pensamos que aquél que piense que ya ha aprendido todo, será el que justamente ya no aprenda más.

 

No olvidemos por favor que un día éramos nosotros los que pisábamos y los que no sabíamos ni hacer el básico, y había una persona delante de nosotros sonriendo y diciendo “no te preocupes, venga ¡lo intentamos otra vez!. De esta forma iremos aumentando la comunidad kizombera y haciendo que más gente disfrute y se enamore de este baile como nosotros.

 

¡Un saludo kizomberos!

 

*Foto sacada de Kristofer Mencák в Казани. Grand party

[Total:27    Promedio:3.5/5]

Dejar una opinión